07-tabernas.jpg

Tabernas con más de cien años…

Al cordobés le gusta sentirse cómodo y relajado en sus bares y terrazas. Le gusta, también, tapear sin sorpresas: por eso en las barras de la ciudad reina la cocina de toda la vida aderezada con buenas materias primas y mucha conversación. Un tapeo contundente y divertido.


Tapear en Córdoba es una liturgia que no se libra de tópicos: tabernas, terrazas, patios enjabelgados y repletos de macetas, puestos de caracoles, Mezquita-Catedral, Alcázar, murallas, sinagoga,turistas, rabo de toro y salmorejo.

En la Judería o el centro, repletos de tabernas para los turistas y bares para los cordobeses, se disfruta y mucho del espacio abierto, de la terracita y la conversación a la sombra, a mediodía o con la caída del sol.

Cualquier recoveco o acera sirve para que la barra más minúscula se convierta en una animada terraza. Las encontrarás en la avenida del Gran Capitán, en las calles adyacentes a las Tendillas y San Miguel o a la vera del río. Con sus tapas y raciones.

Por encima de todo, en Córdoba reina la TABERNA CENTENARIA ó moderna con el pasado reflejado en sus paredes.
Apostar por la recuperación de la taberna, es apostar por revitalizar esos pequeños paraísos del placer donde anida la tolerancia y la amistad. Recuperar la taberna como lugar de encuentro Entre las más de 50 tabernas genuinas que perviven citaremos las más representativas.

Taberna La Fuenseca. c/ Juan Rufo, 20
Abierta desde 1850 donde predomina el cante flamenco y el vino de la tierra.

Aquí encontrarán una gran variedad de arte que cuelgan en sus paredes donde podemos encontrar desde cuadros de los pintores Pepe Amate o Juan Molina, a fotos de personalidades del mundo del espectáculo de todos los tiempos.

Taberna Sociedad de Plateros. María Auxiliadora 25.
En el corazón de Córdoba, entre los barrios típicos de San Lorenzo y la Plaza de Cristo de Gracia, se creó la Sociedad de Plateros en 1868, a raíz de la crisis política y económica que atravesaba el país, con el fin de socorrer a los plateros más desfavorecidos. Esta taberna-restaurantedispone de bodega propia con despacho de vinos y está especializada en la elaboración de bacalao, con más de treinta platos diferentes, por lo que también se le conoce como la “Posada del Bacalao“.

 

Taberna El 6. c/ Carlos Rubio 28
Fundada en el año 1870. Recibe su nombre por el hecho de que en aquel momento seis plateros decidieron fundar seis tabernas. Todas ellas con el mismo nombre: El 6. La cocina de la casa es tradicional casera, con especialidades en su carta como: berenjenas a la miel, churrasco a la plancha, alcachofas a la montillana, pierna de cordero al horno y
rabo de toro, todo regado con unos buenos vinos de la tierra.

Taberna las Beatillas. Plaza de las Beatillas 1.
Es una de las más antiguas de Córdoba. Desde 1989 es regentada por Antonio Sánchez Salamanca que ha sabido preservar la singularidad del ambiente que caracteriza a las tabernas andaluzas y está enclavada en uno de los rincones con mayor encanto del casco histórico: el popular barrio de San Agustín.

Taberna Sociedad de Plateros. San Francisco 6.
Creada en 1872. Este establecimiento ha permanecido abierto desde entonces sin interrupción y ha sabido mantener el típico aspecto de las tabernas de antaño. Goza es una excelente popularidad entre los cordobeses.
Ofrece buenos vinos de cosecha propia, como Peseta, Platino, y el oloroso Oro Viejo, acompañado de flamenquines, rabos de toro y bacalao rebozado.


 

Taberna Séneca Sociedad de Plateros. Plaza Séneca, 4.
La Taberna Séneca fue fundada en el año 1874, en un edificio del año 1857. Dada su situación así como su pertenencia a la Sociedad de Plateros, ha sido una de las más famosas tabernas de la ciudad.

Taberna Salinas.

Los orígenes de esta casa se remontan al año 1879.
Con sus más de cien años de historia, hoy es un lugar de referencia en la zona histórica de la ciudad, a cincuenta metros del Templo Romano y de la Plaza de la Corredera. Su oferta gastronómica se basa en la cocina tradicional andaluza y cordobesa especializada en el salmorejo, el cochinillo serrano, las manitas de cerdo, las espinacas con garbanzos, el
picadillo de la tierra o las berenjenas fritas.

Taberna de San Miguel o Casa El Pisto. Plaza San Miguel, 1.
Fundada en 1880. Tiene vino de Moriles para acompañar una excelente cocina casera, que brinda rabos de toro, manitas de cerdo, croquetas, albóndigas y otras excelencias.

Taberna Casa Miguel. c/ Manuel de Sandoval.
Fundada en 1889 otra de las pocas centenarias que quedan.
El aspecto actual data de 1929 en que fue reformada por Miguel Beteta y Enriqueta Medina hija del fundador. Sirven un buen vino Solera de Bodegas Navarro formado en sus propias botas.


 

Taberna El Potro. Lineros, 2.
Es una taberna antigua llena de historia, ubicada frente al lugar que lleva su nombre y fue fundada por Emilio Pérez-Barquero en el año 1894 y frecuentada por Rafael Romero de Torres, hermano de Julio Romero de Torres, cuya casa estaba muy próxima. El pintor comía muchas veces aquí por gustarle nuestra cocina tan cordobesa.

Taberna Regina. Plaza Regina, s/n.
Fundada en 1904. Ubicada en la plaza que le da nombre, algo retirada de la zona más turística, merece la pena hacer una visita. Basada en las tapas tradicionales cordobesas, es una grata experiencia acompañar un vino
saboreando su cocina, donde destacan las “papas bravas”, la carne al Jerez, los callos, el rabo de toro, el salmorejo y el flamenquín.

Taberna Regina. Plaza Regina, s/n.
Fundada en 1904. Ubicada en la plaza que le da nombre, algo retirada de la zona más turística, merece la pena hacer una visita. Basada en las tapas tradicionales cordobesas, es una grata experiencia acompañar un vino
saboreando su cocina, donde destacan las “papas bravas”, la carne al Jerez, los callos, el rabo de toro, el salmorejo y el flamenquín.

Bodegas Campos. c/ Lineros, 32.
Se trata de una empresa centenaria dedicada desde su fundación, en 1908, por Domingo Campos del Santo a la crianza de vinos finos de Montilla-Moriles. Su interior, abierto al público desde el año 1964, está formado por un interesante conjunto de antiguas casas y patios cordobeses de diversas épocas, conservados con el cariño y la sencillez que son el
emblema de la Casa. Cambió en 1980 su rumbo profesional hacia el campo de la gastronomía y la restauración,abriendo al público una taberna restaurante que constituye desde entonces unos de los lugares más emblemáticos, y de visita obligada, de la ciudad de Córdoba.

Taberna Santi. c/ Realejo, 10.
A pesar de su nueva gerencia, el local que alberga la Taberna Santi es una de las tabernas más antiguas de Córdoba contando con más de cien años de antigüedad. Ubicada en la zona de la Axerquía, la taberna se encuentra en el casco histórico rodeada por varias de las iglesias fernandinas y otros lugares de interés turístico.

Taberna Casa Pepe de la Judería. Romero 1.
Taberna aneja al restaurante del mismo nombre, conserva el mismo aspecto desde su fundación en 1928. Vinos de Alvear y Tejarejo acompañados de berenjenas con miel o cogollitos al ajillo.

El actual establecimiento fue antaño taberna, llamada Taberna El Triunfo, cuyo propietario fue Manuel Criado. A este le sucedió José Giménez Aroca, y a este su actual propietario, Miguel Cabezas Morón. En la planta baja dispone de un bar de tapas, en el piso superior tiene el restaurante. Sus especialidades son el salmorejo cordobés, la sopa de pescado y mariscos con castrones de pan, merluza a la cordobesa, dorada al cava con verduritas crujientes, tortilla de rabo de
toro y el foie fresco a la plancha con manzana caramelizada.


 

Taberna Casa Rubio. Puerta Almodóvar
La taberna Casa Rubio enclavada en la Puerta de Almodóvar fue fundada por José María Jiménez Márquez, conocido como "El Rubio" en 1932 cuando adquirió la que entonces se conocía como "Taberna de El Cojo de San Nicolás" fundada en 1920. La primera reforma se realizó en 1962 por parte de Francisco Jiménez Carretero, hijo de "El Rubio" que convirtió la casa antigua en el edificio de 2 plantas completas que existe actualmente.

Taberna La Montillana. c/ San Álvaro, 5.
Según cronistas de la Ciudad Taberna la Montillana se inauguró allá por el año 1940 Situada en el centro de Córdoba en un edificio de 3 plantas. Esta taberna mantiene las raíces de lo que es la “Taberna Cordobesa”, es decir, un lugar de encuentro y tertulia momento en el cual “la tapa” y “el fino” alcanzan su mayor protagonismo.
La carta conjuga, por un lado, una cocina tradicional, destacando entre otros platos el salmorejo cordobés, el flamenquín, berenjenas, cochifrito, bacalao y el rabo de toro, con una cocina de mercado a través de unas sugerencias que dependen de la época del año y de los productos de temporada. Cuenta con una carta exclusiva de vinos de la tierra (D.O.
Montilla-Moriles).

Taberna Paco Acedo. c/ Adarve, 28 Torre de la Mar Muerta
Taberna centenaria refundada en 1941 y remozada recientemente, está ligada al recuerdo de Manolete, que la frecuentó en vida. En tal ambiente su tapa más acreditada son los rabos de toro, sin dejar atrás el bacalao rebozado ni las manitas de cerdo.

Taberna San Cristóbal. c/ Rodolfo Gil, 4
La historia se remonta a 1942 cuando el matrimonio formado por José Salcedo Martín y Rafaela Cabello Molina, adquieren la antigua «Taberna Salcedo» situada en el bajo de un inmueble de la calle Mariano de Cavia. En los años sesenta el negocio se traslada al número 4 de Rodolfo Gil, su actual sede, inaugurándose el 11 de noviembre de 1967 bajo la
denominación de Taberna San Cristóbal.

Los Toneles. c/ Fernando de Córdoba, 8
Creada en 1955 y recientemente remodelada tiene las botas a la vista del público en las que reposa el Especial Benítez, que combina bien con el jamón, el queso añejo y la caña de lomo.

Taberna Casa Salinas. Puerta de Almodóvar, s/n
Taberna típica cordobesa desde 1966. Gran variedad de tapas con especialidad en boquerones en vinagre, salmorejo, flamenquín de jamón, albóndigas y croquetas de bacalao. Todo de elaboración casera y acompañado de vinos procedentes de Montilla-Moriles.

Taberna Bar Santos. c/ Magistral González Francés, 3
Una taberna pequeña que abrió sus puertas en 1966. El Bar Santos es sinónimo de tortilla. Y es que es famosa en la ciudad por sus enormes tortillas, además de sabrosas para muchos.

Taberna Bodega Rafaé. c/ Deanes, 2
Fue inaugurada en 1977. Un establecimiento típico cordobés cubierto de emblemas taurinos y decorado con motivos rústicos. Con el paso de los tiempos se ha ido reformando y adaptando, pero conservando siempre la esencia que la llevó a lo más alto de la gastronomía local: su cocina tradicional.

Taberna El Abuelo. c/ Cruz Conde (callejón)
Nació en el año 1978 en la plaza de San Miguel, hasta el año 2002 cuando se trasladaron al callejón de Cruz Conde. El Abuelo, que pertenece a las Tabernas de Sociedad de Plateros.

Taberna La Bodega. Alhaken II, 6

Fue fundada en 1985. Está ubicada en pleno centro, junto al hotel Itaca Colón. La decoración de la casa, con sus carteles y trofeos taurinos, las fotografías y los barriles de madera de vino. Ambiente típico andaluz formando un marco digno para la cocina tradicional que se sirve en esta casa.

Taberna La Sacristía. c/ Alarcón López, 3.
Desde 1988. A la espalda de la Iglesia de Santa Marina, en el corazón del barrio más torero de Córdoba. Resaltan sus tapas, molletes, montaditos, panes de la casa, sin olvidarnos de las tablas de ibéricos.

Taberna Deanes. c/ Deanes, 6.
Desde 1997. En el epicentro de La Judería, en una casa monumental e histórica del Siglo XVI donde vivió y murió el escritor e historiador Garcilaso de la Vega y ya a mediados del Siglo XX fue escenario de la película protagonizada por Antonio Molina “El Cristo de los Faroles”.

Cazuela de la Espartería. C/ Rodríguez Marín, 16
Abrió por primera vez sus puertas en el año 1998.
Situada a medio camino entre el Templo Romano y la Plaza de la Corredera. Entre las especialidades de la casa merecen singular mención las berenjenas cazuela, las berenjenas con salmón así como las alcachofas con rabo de toro.

la taberna de la esparteria.jpg
espacio publi.jpg